90 años de la Frankfurt Kitchen - L'Antic Colonial - Porcelanosa Grupo

90 años de la Frankfurt Kitchen

Este año se cumplen 90 años desde que la arquitecta austriaca Margarete Schütte-Lihotzky diseñara la cocina de madera Frankfurt. Pese a ser casi una desconocida para una gran parte de la sociedad, Schütte-Lihotzky hizo historia desde el silencio.

Foto2OK

Procedente de una familia burguesa, Schütte-Lihotzky fue la primera mujer estudiante de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Viena. Desde que conoció a su profesor Oskar Strand, empezó a colaborar con él en el diseño de viviendas sociales para la clase trabajadora, conectando siempre funcionalidad y diseño.

Años después, en 1926, Margarete defendió las formas bellas y útiles cuando empezó a trabajar junto al arquitecto Ernst May en el diseño de un barrio en Frankfurt am Main. Buscaban solucionar el problema de la escasez de vivienda tras la Primera Guerra Mundial creando espacios abiertos y soleados con zonas verdes comunes y con un coste bajo. Para ello usaron materiales prefabricados, mobiliario plegable y la eficiente cocina imaginada hasta el más mínimo detalle por Schütte-Lihotzky.

Foto1

La estandarizada “Frankfurt Kitchen” tenía 6.43 m2 y ofrecía el máximo confort para las mujeres trabajadoras que no disponían de mucho tiempo para las tareas del hogar. Buscaba facilitar ese trabajo integrando y adaptando todas las partes de la cocina (almacenaje, lavado, planchado y cocinado) en el menor espacio posible.

Contaba con una entrada separada que ya suponía una innovación en una época en la que la sala de estar y la cocina a menudo compartían la misma estancia. Se trataba de un espacio estrecho no sólo para economizar metros que abarataran costes, sino también para reducir el número de pasos necesario al trabajar en las tareas del hogar. Para ello, Schütte-Lihotzky recurrió a piezas prefabricadas de madera que le permitían, por ejemplo, colocar una tabla de planchar plegada sobre la pared o numerosos compartimentos de almacenaje con los alimentos más usuales (arroz, azúcar, harina, sal…)

Margarete se inspiró para este diseño en los vagones restaurante de los trenes, donde dos personas podían cocinar, lavar y almacenar la vajilla y los alimentos necesarios para todos los pasajeros. La “Frankfurt Kitchen” se ideó en madera y su bajo coste y su fabricación en cadena permitió que se colocaran en diez mil viviendas sociales promovidas por el ayuntamiento.

Este prodigio de la eficiencia es el origen de lo que hoy conocemos como la cocina “built-in”. Se trataba de un sistema modular, el primero en la historia, antecedente de nuestra cocina moderna hecha a medida mediante piezas de madera que se amoldan a las necesidades de cada hogar.

Foto3OK

Margarete Schütte-Lihotzky murió en Viena en el año 2000, a punto de cumplir los 103 años, tras una vida de película. En numerosas ocasiones tuvo que huir y exiliarse por sus ideales comunistas en una época dominada por el fascismo. Pese a todas las dificultades, supo hacerse un hueco en la historia por lograr mejorar la vida doméstica de los sectores menos privilegiados de la sociedad.

Su labor fue reconocida por numerosos premios como el del mérito por la liberación de Austria en 1978, el premio de arquitectura de Viena en 1980, la medalla Prechtl del Politécnico de Viena en 1987 y la Cruz de Honor de oro, máximo reconocimiento de Austria, en 1997.

Would you like us
to inspire your space?

Contáctanos

He leído y acepto los términos y condiciones

Porcelanosa Group limited
Productos naturales

WE USE COOKIES TO IMPROVE OUR SITE AND YOUR USER EXPERIENCE. BY CONTINUING TO BROWSE OUR SITE YOU ACCEPT OUR COOKIE POLICY.