El homenaje a Bécquer a través de la madera viva

El homenaje a Bécquer a través de la madera viva

4 noviembre, 2015

No es habitual que las maderas vivas formen parte de una obra de arte. Pero cuando lo hacen, el resultado suele ser una perfecta armonía entre naturaleza y arte. Así ocurre, por ejemplo, en el bosque de Oma de Agustín Ibarrola. Y así ocurre en la glorieta de Bécquer de Sevilla. Esta obra-homenaje se levantó...

No es habitual que las maderas vivas formen parte de una obra de arte. Pero cuando lo hacen, el resultado suele ser una perfecta armonía entre naturaleza y arte. Así ocurre, por ejemplo, en el bosque de Oma de Agustín Ibarrola. Y así ocurre en la glorieta de Bécquer de Sevilla.
Esta obra-homenaje se levantó por iniciativa de los hermanos Álvarez Quintero (sus principales financieros) y siguiendo el boceto del escultor Lorenzo Coullaut Valera. La glorieta se compone de diversas figuras en mármol y bronce. En un lugar preferente, un busto de Bécquer, semi-envuelto en una capa sobre un octogonal banco de mármol. A sus pies, cuatro figuras femeninas que representan los amores de Bécquer: el amor ilusionado, el amor poseído, el amor perdido y el moribundo amor herido y, para terminar la obra, un pequeño amorcillo o Cupido que representa “el amor que hiere”, según la expresión del mismo Bécquer en su rima “El amor que pasa”.

Unión madera y mármol

Pero quizás lo más interesante de esta obra sea la conjunción de materiales. La escultura se levanta en torno a un enorme Taxodium o ciprés de los pantanos que fue traído de las Américas al jardín de los duques de Montpensier hace más de ciento cincuenta años. Este árbol ocupa el lugar central del monumento, sumando así la madera viva a los materiales presentes en la alegórica glorieta.
Se dice que la decisión de levantar el monumento alrededor del inmenso árbol tiene una parte de trágico simbolismo. En efecto, para Lorenzo Coullaut no bastaba con plasmar los amores de Bécquer, sino que todo el conjunto debía respirar el mismo sentimiento.

Unión madera y mármol

En el año 1990, la obra tuvo que ser restaurada porque el aumento del diámetro del árbol había empezado a resquebrajar el mármol. Y el crecimiento sigiloso pero incesante del ciprés pronto obligará a realizar una nueva intervención.
Dice la leyenda que esta lenta destrucción no es casual y que Coullaut quiso determinar el destino final de los amores de Bécquer de la forma más romántica que podamos imaginar, condenando a sus figuras a perecer bajo el poder de la madera viva.

NEWS FROM US

Hidrofugar la piedra natural: ¿es necesario antes de instalarla?
Hidrofugar la piedra natural: ¿es necesario antes de instalarla?

29 julio, 2021

El tratamiento hidrófugo para piedra natural protege el material sin alterar sus características físicas o estéticas.

Cómo elegir el mejor suelo para restaurantes
Cómo elegir el mejor suelo para restaurantes

15 julio, 2021

La calidad del material, la resistencia o la facilidad de limpieza, son 3 características clave para saber qué suelo para restaurante nos interesa más.

Diseños de mosaicos para cocinas: ideas y últimas tendencias
Diseños de mosaicos para cocinas: ideas y últimas tendencias

14 junio, 2021

Los mosaicos para cocinas han sido un elemento esencial en la decoración de hogar. Siempre han sido la pieza clave que marca estilo y define una personalidad. A lo largo de las diferentes modas en diseño de cocina este se ha ido adaptando a miles de nuevas tendencias, convirtiéndose siempre en una pieza clave. Además,...