Intelecto y emoción - L'Antic Colonial - Porcelanosa Grupo

Intelecto y emoción

Antonio Stradivari fue un luthier italiano de finales del siglo XVII y principios del XVIII. En su taller de Cremona empezó a fabricar unos curiosos violines, más estrechos y alargados que los habituales y con una sonoridad excepcional. Su fama se extendió por toda Italia y se calcula que fabricó alrededor de 1200 violines, violonchelos, violas, contrabajos y algunas mandolinas, guitarras y una arpa, de los que hoy se conservan más de 600 ejemplares, en su mayoría, violines. De ellos, algunos son tan famosos y reconocidos que tienen nombres propios, como el Lady Blunt, que fue subastando alcanzando el precio más alto de un Stradivarius: 15,9 millones de dólares.

¿Pero qué hace a estos violines tan excepcionales?

Para empezar, las manos que lo crearon. La artesanía, el trabajo detallado y minucioso, la experiencia de una vida dedicada a ello. Y la madera.

Hay numerosas teorías sobre ello. Una de ellas defendía que las maderas de arce y abeto empleadas en su construcción secaban durante 60 años. Sin embargo, se ha podido determinar que el secado real estaba en torno a 25 años. De cualquier modo, no son pocos.

Otra teoría basa su explicación en el uso del barniz empleado por Stradivari, fabricado por él mismo con una fórmula magistral que se perdió tras su muerte. Sin embargo, esta teoría ha perdido fuerza en los últimos años en favor de otra fruto de la investigación de finas láminas de madera de un Stradivarius. Según esta investigación, a los violines se les aplicó un insecticida para luchar contra las plagas de termitas y carcoma que era habitual en aquella época. El luthier pudo usar bórax, un insecticida que actúa también endureciendo la madera, mezclado con fungicidas (como la resina de algunos árboles) y polvo de vidrio triturado.

firma

Otra línea de investigación plantea que el secreto reside en la madera empleada. Entre los años 1645 y 1715, el clima de Europa sufrió un cambio conocido como el Mínimo de Maunder y caracterizado por un intenso frío al que se conoce como Pequeña Edad de Hielo.

Según esta teoría, los largos y fríos inviernos de esa era favorecieron el crecimiento lento y regular de los árboles, con estrechos anillos en sus troncos, propiedad reconocida como de gran valor sonoro.

Y por último, para los más románticos, también hay hipótesis. Cuenta la leyenda que los Stradivarius tienen un sonido irrepetible porque han adquirido la vibración del mar y los ríos. Esta leyenda se basa en el concepto de la vibración que adquieren los materiales con el tiempo.

Quizás un joven Stradivari encontró un árbol sumergido en un río y de su tronco construyó sus primeras obras de arte. O quizás utilizaba los cascos de los barcos hundidos, capturando la vibración del mar.

Probablemente nunca lleguemos a conocer la explicación real pero sin duda seguiremos maravillándonos con el instrumento perfecto, con el sonido que de él sale y con el triunfo de un simple artesano que supo convertir un trozo de madera en una obra de arte.

Intelecto y emoción bajo la firma Antonius Stradivarius Cremonensis Faciebat Anno …”

 

Imagen: Stefan Elf

Would you like us
to inspire your space?

Contáctanos

He leído y acepto los términos y condiciones

Porcelanosa Group limited
Productos naturales

WE USE COOKIES TO IMPROVE OUR SITE AND YOUR USER EXPERIENCE. BY CONTINUING TO BROWSE OUR SITE YOU ACCEPT OUR COOKIE POLICY.