La serie BLURRY aporta a la cerámica la sencillez con tonos claros y sutiles, para ambientes contemporáneos o tradicionales. Un formato que aporta un brillo y una luminosidad inigualables al entorno de baños y cocinas.