Ventajas de los lavabos suspendidos para el hogar

Ventajas de los lavabos suspendidos para el hogar

27 junio, 2022

Los lavabos suspendidos son una de las tendencias en la decoración de cuartos de baño. ¡Gana en diseño y espacio en aseos pequeños!

Los lavabos son fundamentales en nuestro día a día, ya que son básicos para nuestro aseo personal. Y aunque parecen elementos estancos, tanto su diseño como los materiales con los que se fabrican evolucionan constantemente para adaptarse a las nuevas necesidades de espacio y a las tendencias decorativas más modernas.

Los lavabos de diseño más habituales son los de pie y constan de dos piezas: el lavabo y el pedestal. 

También hay lavabos “encastrados”, que son aquellos que van empotrados en las encimeras, y lavabos suspendidos o colgados, que se colocan directamente con escuadras sobre la pared y sin apoyo en el suelo. 

¿Por qué colocar lavabos suspendidos?  

Los lavabos suspendidos, aunque muy sencillos y exentos de detalles, suelen ofrecer diseños modernos y creativos, con líneas sencillas y depuradas que aportan sobriedad, seriedad y elegancia al cuarto de baño. 

Además, este tipo de lavabos ocupan poco y debajo de ellos pueden colocarse objetos decorativos, muebles o taburetes, siendo un acierto para ganar espacio de almacenaje en baños pequeños.

Por otra parte, las posibilidades para combinar muebles de baño con lavabos suspendidos son cada vez mayores. Las más habituales son las cajoneras con ruedas o los módulos volados, aunque en L’Antic Colonial tenemos una amplia selección de muebles para lavabos que se adaptan a todos los estilos decorativos. 

Lavabos suspendidos

Respecto a las ventajas de este tipo de lavabos, destacamos cuatro: 

Se adaptan a cualquier espacio

Los lavabos suspendidos son perfectos tanto para viviendas particulares como para hoteles u oficinas. 

Este tipo de lavabos también son la mejor alternativa si queremos doblar elementos, es decir, colocar dos lavabos y dos espejos porque vivimos en pareja o porque compartimos cuarto de baño. 

Quizá te interesa: Ideas originales para decorar baños pequeños

Podemos instalarlos a la altura que queramos 

Una de las principales ventajas de los lavabos suspendidos es la posibilidad de colocarlos donde más te apetezca o te convenga, sin tener en cuenta su pie o la altura de los muebles

En todo caso, si te preguntas a qué altura se pone un lavabo suspendido, lo normal es situarlo para que pueda ser utilizado por todos los miembros de la familia. 

Se recomienda instalarlo a una altura de 87 centímetros (ten en cuenta que la altura media de los lavabos con pedestal y los lavabos integrados en muebles está entre los 80 y los 90 centímetros), aunque podemos variar según nuestras necesidades.

Facilitan la limpieza de las baldosas adyacentes

A diferencia de los modelos encastrados o con pedestal, un lavabo suspendido permite una limpieza mucho más sencilla del cuarto de baño, ya que podrás fregar el suelo sin tener que apurar espacios, evitando que las juntas o uniones puedan ennegrecerse por la acumulación de suciedad o por la aparición de moho, humedades, etc.

Ofrecen una mayor ligereza visual

Si tu objetivo es exprimir al máximo las posibilidades estéticas de tu cuarto de baño, los lavabos suspendidos son la mejor alternativa para ti: gracias a ellos, podrás lucir tus azulejos y ofrecer una mayor ligereza visual en tu baño

Y, si lo deseas, también podrás desviar la atención a otros complementos o muebles más llamativos y originales.

Cómo instalar un lavabo suspendido con mueble

Para instalar un lavabo suspendido de forma correcta es fundamental elegir un lugar estratégico, con buen acceso a la red de agua y que quede equilibrado con el resto de piezas del baño. 

Como ya sabes, los lavabos suspendidos se colocan directamente en la pared, sin apoyo en el suelo, o encastrados en un mueble, así que es bastante habitual que las tuberías, en lugar de ocultarse, queden a la vista.

Al instalar un lavabo suspendido lo más importante es eliminar el riesgo de que la pieza o el mueble se desprendan mientras lo estamos usando. 

Mueble lavabo suspendido

Comprueba las instrucciones del fabricante

El primer paso es comprobar las instrucciones del fabricante sobre cada lavabo o mueble concreto. Piensa que todos los modelos tienen alguna especificación, como por ejemplo una altura recomendada. 

Una vez seleccionada la altura, tendrás que medir y marcar la pared donde colocarás el lavabo y su mueble.

Usa la broca adecuada

Antes de seguir, corta las tomas de agua para hacer los agujeros en la pared. En este caso, también debes recurrir a las especificaciones del fabricante, pues muchas veces en ellas se indica qué tipo de broca debes utilizar. Esta broca también debe adaptarse al tipo de revestimiento de tu baño. 

Elegir la broca adecuada es una cuestión relevante: aunque tanto los lavabos suspendidos como sus muebles son seguros, una broca demasiado pequeña o demasiado grande puede hacer que los anclajes no se ajusten bien y que el lavabo o el mueble puedan desprenderse de la pared. 

Una vez realizados los agujeros con un taladro, mete los tacos y coloca las pletinas de anclaje. Después, encaja el mueble con dichas pletinas, a través de sus herrajes correspondientes, y ajústalo bien con tornillos hasta que quede firme.

Normalmente, en las instrucciones también podrás informarte sobre cómo colocar embellecedores y otros elementos decorativos.

Turno de la grifería

Una vez anclado el mueble del lavabo suspendido a la pared, tendrás que meter la grifería. Para ello, solo tienes que introducir los latiguillos (o vástagos) por el agujero del lavabo y hacer la unión con el grifo: el latiguillo de la derecha se corresponde con el agua fría y el de la izquierda con el agua caliente.  

Recuerda apretarlos bien y usar las gomas de estanqueidad para evitar goteos o fugas.

Coloca el sifón

El último paso para instalar un lavabo suspendido con mueble es colocar el sifón en la parte inferior y la válvula en la parte superior del lavabo. Comprueba que ambos elementos están perfectamente fijados.

Para terminar, te recomendamos aplicar silicona entre el lavabo y la pared para mejorar la sujeción. Escoge un tipo de silicona resistente a la humedad y preferiblemente antifúngica. 

Respecto al color, busca aquel que te aporte el mejor acabado

¿Quieres un lavabo suspendido pequeño y que se adapte a las dimensiones reducidas de tu baño o aseo? ¿Buscas un mueble para tu lavabo suspendido que sea moderno y encaje con tu estilo? Encuéntralo en nuestra web

NEWS FROM US

Estilo naif: ¿moda?

24 noviembre, 2022

Descubre qué es el estilo naif en decoración y lo que debes saber sobre él: colores, elementos e ideas para imprimir un toque de inocencia y dulzura.

Tips para conseguir calidez en tu hogar

31 octubre, 2022

La madera, en suelos y muebles, es tu mejor aliada si quieres conseguir sensación de calidez en el hogar. Además, suma estos TRUCOS.

¿En qué consiste el diseño biofílico?

17 octubre, 2022

El diseño biofílico tiene como objetivo evocar elementos naturales (plantas, agua, luz, etc.) y reconectar al ser humano con la naturaleza.